martes, 14 de junio de 2016

miedo a la gente: la visita a berazategui duró 2 minutos

Mauricio Macri volvió a quedar aislado de la gente entre vallas y miembros de las fuerzas de seguridad durante la inauguración del nuevo tramo electrificado de la línea del ferrocarril Roca en el partido bonaerense de Berazategui, que había generado el gobierno anterior, junto a la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal; el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich; el subsecretario de Interior, Ricardo Giacobbe; y los intendentes Juan Pablo Mussi, de Berazategui; Martiniano Molina, de Quilmes.
Sigilosos y fugaces, así son los desembarcos presidenciales en el conurbano. Por temor a escraches o ataques, 
La visita de ayer duró 2 minutos: el presidente bajó del tren, posó en una foto y se fue.
Fue, para el macrismo, una pequeña aventura. Macri se trepó a un vagón vacío en Quilmes con Vidal, Molina, Dietrich y Giacobbe.
Mussi que como no hubo discursos ni palabras expresó su desafío posando con los dedos en V y se puso, en el ojal, una flor de "No me olvides", como la que usaban los peronistas durante la proscripción como si, ahora, la que estuviese proscripta fuese Cristina.
(Info de acá y de acá). 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Cronometraste la de cristina en la plata cuando fueron las inundaciones?

marcelo ignacio dijo...

A Cristina le echaban la culpa también de esa inundación. Ella fue, puso la cara con los inundados y recibió las puteadas de gente que estaba enojada con ella.

Nadie le echó la culpa a Macri de la inundación de este verano en el NEA. Pero él fue, se sacó una foto en un helicóptero y se las tomó.

Igualito.