martes, 17 de julio de 2012

la agenda sindical

En concreto se llevaron la promesa que para agosto el Gobierno convocará al Consejo del Salario Mínimo y que los diferentes reclamos gremiales tales como suba del impuesto a las ganancias, obras sociales, asignaciones familiares, entre otros de ahora en más serán tratados con los funcionarios del área correspondiente. 
La reunión comenzó a las 19 horas cuando la jefa de Estado les dio la bienvenida y los recibió en un salón emblemático donde Evita solía atender cuando trabajaba en la Casa Rosada, y así se los explicó a los 54 representantes gremiales que asistieron al encuentro presidencial.
Hacia varios años que no pisaban la Casa Rosada que como les dijo Cristina "no es la casa de la Presidenta sino la de todos". 
Con las cámaras encendidas, se mostró coloquial y abogó por la unidad sindical. Es más dijo que nunca recibe a nadie anti nada -en referencia a que los dirigentes gremiales son más conocidos como antimoyanistas- y enfatizó que justamente los había citado porque los recibía por que sabia que estaban trabajando para lograr la unidad del movimiento obrero. "Se que seguirán haciendo ingentes esfuerzos para lograr la unidad de la CGT" y agregó porque "sinceramente aspiro a una sola CGT, a que esté unida". Antes había dicho que le gustaría "que estuvieran todos además, los que faltan también me gustaría que estuvieran", en un mensaje a Hugo Moyano quién en esos momentos presidía la primera reunión del Consejo Directivo de la CGT.
Cristina se ocupó de recordarles a los gremialistas que los logros que hoy tienen los trabajadores "no es porque ha habido más dirigentes combativos que otros" sino gracias a "un proyecto político de Nación y de país que permite que crezca la actividad que centra en el trabajo". Por si fuera poco explicó que los aumentos salariales también han sido merito de la gestión kirchnerista cuando señaló que elproyecto "cree en los buenos salarios" y reiteró anticipándose a los reclamos que los trabajadores argentinos tienen el "mejor poder adquisitivo de Latinoamérica".
Anticipándose a la lista de pedidos Cristina los instó a ocuparse de los trabajadores en negro que, como les dijo, no perciben ningún beneficio. El ministro de Trabajo, Carlos Tomada le recordó que un 32,4% de los trabajadores es informal "es una cifra muy alta" admitió Cristina al tiempo que instó al sindicalismo a "seguir trabajando muy fuertemente para lograr reducir y bajar aún más el trabajo en negro". (completo acá).

2 comentarios:

  1. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  2. ¡qué frío hace en Tandil! cri, cri, cri....

    ResponderEliminar

Publicamos todo, a favor o en contra de lo que pensamos. Menos los pesados y los cobardes que se esconden detrás del anonimato.