domingo, 1 de mayo de 2016

cinco breves reflexiones de domingo

1) Seguramente vamos a una interna necesaria en el peronismo y su frente por la recomposición de las conducciones en casi todos los distritos, mirando hacia el 2017/19. No confundirla con internismo permanente que es una enfermedad fatal de la política. 
2) No subestimar al adversario. Conocerlo a fondo nos adelanta algunas ventajas.
3) El voluntarismo que nos lleva a la ceguera operativa. La voluntad es otra cosa e imprescindible.
4) La reflexión mejora la acción. Pero el análisis sin actividad es frustración.
5) No quedarse estático porque genera rigidez conceptual. Tener siempre la mente abierta
6) Eso. Felíz Día del Trabajo

1 comentario:

Juan Guillermo Cocina dijo...

No hay que perder de vista que el macrismo no depende de sí mismo, sino del conglomerado mediático-empresarial que lo sostiene. Un solo periodista los pone en aprietos, uno solo; así que imaginemos que pasaría con la mitad de los medios en contra.

No hay que subestimarlos, pero tampoco hay que sobreestimarlos. Las loas a Durán Barba me causan gracia; parece que fuera lo mismo ser asesor del niño mimado del establishment, de los medios y de USA,que de Tumini o Stolbizer. Bueno, no es lo mismo.

Las cosas empiezan a encaminarse para la oposición; Cristina está en actividad, constituyéndose en polo de atracción para la centroizquierda y el campo popular, lo cual es saludable; el sindicalismo marcha unido; la imagen de Macri comienza a deteriorarse sin prisa pero sin pausa producto de sus propias políticas -no puede ser de otra manera-.

Lo más importante es ver como se reorganiza el peronismo; hay un liderazgo evidente, indiscutible. Habría que empezar por ahí.