viernes, 28 de julio de 2017

la angustia de majul y los consejos desesperados a cambiemos

-El temor de Luis Majul (del oficialismo) frente a la realidad:
-"Cristina Fernández ganó en la provincia de Buenos Aires y Cambiemos se impuso a nivel nacional".
Este podría ser, palabra más, palabra menos, el título de los diarios del lunes 14 de agosto, horas después del cierre de las PASO, si se proyectaran las tendencias de las encuestas más serias hasta el día de hoy. Se impondría por un par de puntos, nada más. Pero quedaría primera. Números casi idénticos tienen en su poder tanto los jefes de campaña de la ex presidenta como los de la coalición oficialista.


-La preocupación de Majul (del oficialismo):
-Lo que ni Mauricio Macri ni María Eugenia Vidal, ni Marcos Peña ni Jaime Durán Barba podrán evitar es, en principio, el alto impacto negativo que tendrá semejante título.
-Tampoco podrán evitar los líderes del PRO, si se produce este resultado, el aluvión de "sensación de supremacía" arrolladora que van a proyectar Cristina Fernández y sus seguidores.

-La angustia y el consejo de Majul (al oficialismo):
-¿Tiene Cambiemos manera de evitar que esto suceda? Sí. ¿Cómo? Tratando de dar un fuerte giro en la campaña. Intentando convencer a la opinión pública, cuánto antes, que perder por poco dentro de veinte días podría ser tan desastroso como caer derrotado en las elecciones propiamente dichas, dentro de tres meses. Para decirlo en lenguaje electoral: transformar agosto en octubre. Convertir el domingo 13 de agosto en el domingo 22 de octubre sin esperar que el leve viento a favor de la economía o la ruleta rusa de Comodoro Py le den el último empujón a Bullrich para ganarle a Cristina.

-El diagnóstico electoral de Majul (del oficialismo). Los números que manejan.
-Hay, en estos días, dirigentes territoriales de Cambiemos que se la pasan haciendo cuentas para saber, de verdad, donde están parados. Dice uno de ellos, quizá uno de los que más conoce el paño, que Cristina Fernández tiene una diferencia de más de medio millón de votos sobre Esteban Bullrich en la tercera sección electoral. Agrega que, donde "gobierna" Verónica Magario, la intención de voto de la ex presidenta tocaría el 50 por ciento. Que para empezar a emparejar la competencia en toda la provincia, el equipo de Vidal tendría que repetir o mejorar el desempeño de Cambiemos en la última elección. En especial, en distritos muy populosos como Bahía Blanca, Mar del Plata y La Plata, sin descuidar el interior, donde, según él, ya se empezaron a notar los primeros brotes verdes del tenue crecimiento.

-La idea central para los últimos 15 días de Majul (del oficialismo), avanzar contra el massismo:
-Aunque los principales candidatos de Macri parecen respetar a rajatabla el manual de procedimiento y las sugerencias de los "coaches" de evitar la discusión sobre la economía y centrarla en la corrupción, las segundas líneas ya empiezan a sentir que la fórmula parece no alcanzar para garantizar el triunfo. Sin embargo, el Presidente hace rato que lo entendió: la única manera de ganarle a Cristina, si las estadísticas de Jaime Durán Barba y Santiago Nieto no mienten, es pescar en el mismo río en que lo hace Sergio Massa

5 comentarios:

Diego dijo...

Hay algo que no entiendo: si Cristina le saca solamente 2% en las encuestas a Bullrich, es prácticamente un empate y relativamente fácil de remontar hacia octubre si no se escapan las variables económicas.
¿Será que la diferencia es otra? Si no, no entiendo que estén tan preocupados, ya que en el balotaje revirtieron una diferencia muchísimo mayor.

jose ruben sentis dijo...

La diferencia es otra, Diego.

Anónimo dijo...

Por eso van en busca de una operación Morsa II. Con Morsa I nos cafishiaron feo mas allá que floro se hizo el estrecho. Y saben pegar. Habría que salir a preguntar en que juzgado esta radicada la denuncia por el triple crimen contra Morsa I. No son unos bolsos, son 3 fiambres. Uno de los cuales tenia como asesor al desaparecido Stefanini el cual había girado un cheque al extinto fiscal Nisman según los registro de su caja de seguridad. Muchas preguntas para un ciudadano común.

Martin Langer dijo...

La diferencia va a andar entre 5 y 7 puntos, no creo se achique a octubre, donde CFK puede orillar el 40% contra el 33/35% de Cambiemos. Sin embargo, es probable que ganando en CABA, Mendoza, Santa Cruz, Corrientes, Jujuy, más alguna otra como La Rioja o Tierra del Fuego y peleándola en Santa Fe y Córdoba, lo presenten como un triunfo para profundizar su ajuste, que es lo que se viene luego, pase lo que pase. Luego la historia se encargará de demostrar si el peronismo es capaz de ir unido( exceptuando casos ya perdidos) para orillar una votación en 2019 del 45% que permita evitar un balotage aún muy complejo al día de hoy.

Anónimo dijo...

Casi pierden CABA con todo el aparaterio mediático y la bonansa eocnómica a favor, ganaron de pedo en su propio barrio, metiendo preso al pibe técnico en informática que denunció el fraude electrónico de Larreta.
Con la peor operación política de la hisotria Nisman/Morsa, Anibal Fernandez le ganó fácil a Dominguez y en el bunker de Vidal daban por descontado que perdían contra la "morsa". Ni ellos creían que habían ganado esa noche.
Scioli demonizado al máximo posible y habiendo cometido todos los errores gana la primaria y va a un balotage estratégicamente desastroso. Al final, un balotage imposible termina en empate. La corte electoral de Córdoba no permite el recuento de votos.
Estos idiotas no recibieron un cheque en blanco, un porcentaje grande del electorado que estaba bien, apostó a ver que pasaba. Macri les prometió el oro y el moro y hoy estan en la calle.

Si sumamos todo esos ingredientes frescos y recientes, a una realidad casi apocalítptica, donde no se cumplió con nada, se robaron todo, quitaron todo, destruyeron los puestos de trabajo, industrias, Pymes, consumo, turismo, no dejaron NADA. El resultado electoral de esa cuenta dá miedo. Bullrich no puede estar de ninguna manera en el "20 y pico", pero Massa tampoco, indicio del peor de los temores, ¿donde estan esos porcentajes? Ellos ya lo saben, y van a transformar la argentina en un infierno con tal de no verla volver con porcentajes muy por arriba del 50%.