sábado, 14 de abril de 2018

de cuando un día te despertás y te das cuenta que te utilizaron

Así es, Margarita Stolbizer. Solo has sido un instrumento de operaciones mediáticas y te quedaste con las manos vacías.
No se si esto te va a servir de experiencia, entender de qué se trata y corregir errores o el antiperonismo será más fuerte que la razón y la realidad.
Me inclino por esto último. 




3 comentarios:

ram dijo...

Pobrecita, tan cómoda que se la veía haciendo de opa útil y que así, de un plumazo la muestren como opa inútil y sin pantalla. Un abuso y una enorme pérdida para la patria, no?. Ya, mañana, paro general, que la tele sin magoo es un bodrio...

tatincito dijo...

Y a pesar de todo, se siguen negando a reconocer que se aliarion a lo peor de la mafia pedofila.

Ay! Pobre pais Argentina con estos margaritxs!!!

Marcelo I dijo...

Por supuesto que seguirá haciendo el papel de preservativo, y por supuesto que el antiperonismo superará la humillación de saberse usada.

Es que los radicales, incluidos los desprendimientos de la UCR, son tipos y minas que mamaron gorilismo con la teta, desayunaron, almorzaron y cenaron gorilismo durante toda su infancia y adolescencia, y fueron formalmente educados para despreciar a los negros y odiar a los peronistas. Nada los une que no sea el antiperonismo: por eso pudieron pasar por progres en las épocas en que el peronismo era de derecha, primero con Herminio y después con Menem; y por eso ahora, que el peronismo es considerado de izquierda, se comportan y hablan como derechistas. Si Barrionuevo tiene éxito y vuelve a hacer del PJ un partido de derecha, ellos se harán progres de nuevo, por supuesto.

Sí, hay excepciones, como Moreau, Alperovich, Zamora y Closs (solamente Alperovich está afiliado al peronismo). En todo caso, cuatro tipos no alteran la esencia del gen que produce anticuerpos contra todo lo que sea o parezca peronismo, portado por unos cuantos cientos de miles de radicales.

El radicalismo no es una ideología, es un sentimiento... de odio. Esta mujer es un ejemplo perfecto de eso, por más que formalmente ya no pertenezca al partido centenario.