lunes, 23 de mayo de 2016

"estamos mal pero vamos bien..."

1) La frase del título era utilizada en los 90 cuando el plan Domingo Cavallo de ajuste y la venta de las joyas de la abuela reflejaba el clima de la época.
2) Hoy cuenta Clarín sobre un trabajo de la Consultora W de Guillermo Oliveto que la sociedad argentina es “precisa y realista y no desconoce las restricciones por las que está pasando pero tiene esperanza de que, en el largo plazo, va a estar mejor.
3) “El arranque del año fue duro en materia de consumo y el primer trimestre se vio seriamente afectado por la situación de precios nuevos-sueldos viejos”,  “apenas un 12% de las personas piensa que las cosas hoy están bien en la Argentina”.
4) El 74% de los consumidores asegura que recortó gastos del hogar, el 69% sostiene que su poder adquisitivo es menor que el de hace un año atrás y un 64% se confiesa “preocupado” en cuanto a sus posibilidades de consumo.
5) Sin embargo, según el análisis de Oliveto,el clima actual es mejor de lo que parece: el 64% de la gente dice estar “tranquila”, el 75% se define “contenta” y el 80% “esperanzada”. Todos valores que crecieron respecto de octubre del año pasado, se entusiasma. Aún cuando el 86% evalúa que las medidas tomadas fueron de “shock”, y cuando la mayoría desea que las próximas medidas sean ”graduales”.
6) Volvemos entonces al discurso de los comienzos de los 90. Mal pero bien. 

11 comentarios:

claudia dijo...

En la feria de mi barrio, y tras la eficiente campaña de los "medios de comunicación del palo" acerca que hay que aplicar estrategias de optimización de compras y no dejarse robar en los comercios, aparecieron de golpe, hace dos semanas... LOS MERITÓCRATAS. Se los descubre por sus costosas camperas (varios miles de pesitos) y por su inocultable agresividad (se baten a duelo en la cola de los puestos y palpan las papas de una en una como si fueran melones a calar el punto - no sea que el boliviano de mierda los quiera currar, de ahí el rostro inevitablemente adusto que contrasta con la simpatía de los de siempre, dispuestos a hablar del clima, la vejez, o lo que sea que mate el tedio de esperar - ). Supongo que se han convencido de estar haciendo punta en la gesta de recuperación del "espacio público" y han venido a reclamar su tajada de miseria general... a los empujones. Los habitués de las compras feriales los miramos azorados: intemperantes, groseros, autoritarios. Pero sabemos que estamos ante Meritócratas. De morondanga. Y nos armamos de paciencia.
Mientras, en la calle Avellaneda, los días sábados, los manteros triplicaron su número. Mayoritariamente mujeres migrantes, promocionan a voz en cuello sus magros productos - nunca más de una docena de piezas -, comprados con las pocas piastras disponibles o resultado de pago en especie en los talleres que emplean a sus hombres. La gente sencilla que los sábados concurre a Avellaneda a hacerse de algunas pilchas también llama la atención. Por su crecimiento. Como si se hubiese corrido la voz de una hecatombe y decidieran participar del último rito de consumo... hasta que también ellos se queden sin laburo. Tristísimo. Da para una visita profesional de un antropólogo urbano.
Mientras, la General Motors de Isela Costantini convence por la tele con el mito del auto para Meritócratas: el nuevo relato fundante de esa sociedad ateniense de laboratorio que nunca podría ser la de Mauricio. Ni la de nadie. Lobotomía para todos y todas... las "gentes de bien".

qwert dijo...

Lo mismo piensan los venezolanos, tu modelo a seguir

Ernesto dijo...

Tenemos la misma proyección de inflación que Venezuela, qwert. Un desastre este macrismochavista.

Diego, de Balvanera dijo...

Este gobierno, que el cristinismo hizo posible en parte (la otra parte es mérito del pro y de Carrió), logrará dominar la inflación y se mostrará mucho más sensible a las necesidades de los más vulnerables que la satrapía kirchnerista. Descubrirán con estupor que este centro- derecha de Macri es infinitamente más eficiente en resolver los problemas de los humildes que la derecha populista y saqueadora del estado disfrazada de progresismo que FUE el kirchnerismo. Macri va a enderezar el país y por primera vez desde 1943 Argentina logrará sacarse de encima el lastre esperpéntico del peronismo. Vamos Patria!!!

claudia dijo...

qwert, sos tan limitado intelectualmente, que no podés siquiera darte cuenta de cómo pienso (el eje Venezuela ya no garpa y menos aún explica la complejidad argentina a cuyo incendio asistirás en breve). Deberías decirle a tus jefes que envíen por aquí a alguien más preparado y reorientarte hacia algún facebook elemental donde puedas disimular tanta precariedad.No me agradezcas por el consejo, es de pura onda...

claudia dijo...

Basta de cannabis, Diego, es un mal hábito.

Diego, de Balvanera dijo...

Claudia, por? Vos que fumás? Pelo´e conchhhh?

Cora dijo...

Diego del PRO se saca la máscara. Dentro de unos meses dirá lo contrario pero tal vez con otro nombre. Hasta ahora es todo voluntarismo y corriendo el arco. De los primeros dos meses pasaron al segundo semestre. Ahora ya hablan del año que viene. Y algunos dicen que recién veremos el cremiento en el 2019. Todo promesas.

claudia dijo...

Corrección, Cora. Gabriela Michetti, el 15/04/16 en Tucumán, dijo :“Cuando un gobierno propone un cambio (...) se producen este tipo de recesiones económicas". "Póngase a la par de los pobres (ése es el plan maestro)". "Sepan aguantar hasta que dentro de dos, tres o cinco años podamos salir adelante”.
Una curiosidad... ¿cuánto dura un período presidencial...4 años? Alguien planea quedarse un tiempito más, parece.

Neomontonero dijo...

Diego de Balvanera y qwert son un par de MACRUDOS CÓSMICOS.

Benjamin Herrera dijo...

Estos boludos como no pueden decir nada bueno del nuevo gobierno, se la pasan tirando mierda, tan tipico de ellos, es lo único que saben hacer. Si van a discutir que sea con argumentos quedan como lo que son. UNOS BOLUDOS.