viernes, 15 de septiembre de 2017

(3) de la tapa del día

Para Página y varios analistas, la frase “Si en el 19 soy un obstáculo para ganar, me excluyo” es una de la mayor voltaje político que dijo ayer CFK, quién habló de todo, todas y todos. Respondió a las acusaciones en su contra, aseguró que “el estado de derecho está cuestionado en la Argentina” y convocó a la unidad del peronismo y la oposición para poner freno al ajuste y “la precarización laboral que se viene”.
Alta exposición de una campaña que a pesar de no haber empezado todavía, insinuaba como de clima medio y mediocre.
Ya no.




10 comentarios:

Vamoavolve dijo...

A volve...vamo a volve ... !!!

Claudia dijo...

Lejos de la desesperación mendicante que pretendieron instalar los hegemonícos, la campaña viene muy coordinada.
La carta abierta de Gioja replica la anterior de Cristina como modalidad y es una pieza de relojería con mecanismos de apertura y cierre - el bombardeo de junio 55, la persecución - y una promesa de armisticio estrategico sobre la base de aceptar ; a) un futuro conductor joven salido de cualquiera de las filas sectoriales peronistas, b) el reconocimiento formal a una corriente y sus numeros; c) que Cristina encabezó la Renovacion como parte de una evolucion del Partido. Las respuestas de la entrevista fueron en ese previo sentido.
Eso sí, una cierta sensación de tristeza me invadió al finalizar la emisión. Porque no pude desprenderme de la culpa que me produce que esta mujer este dejando el ultimo palmo de piel en la batalla. Y no es como dice Asis (acorralada judicialmente se juega a todo). No, es un grado de incorporeidad - renunciar a la propia piel - del que Asis jamás tendrá experiencia y que me conmueve mucho.
Porque no se realmente merecemos esa ofrenda. Saludos. .

Mabel de Avellaneda. dijo...

Es cierto, Claudia. Y además tiene el derecho de reivindicarse. Si lo hace solo por eso, cosa que no creo, también es válido. Reivindicarse Ella es revindicar una gesta peronista de 12 años que hay que defender. Su autodefensa es nuestra defensa.

claudia serra dijo...

Fe de erratas: no se si merecemos esa ofrenda.
Lo cierto, compañeros, es que la piba de Tolosa sigue mutando y cada vez se nos va más lejos. Imposible alcanzarla. Y aunque el poder en franca histeria nos la arrebatara, más tarde o más temprano, habrá que seguir apenas con su recuerdo inspirador, un dia. Que nos vista su piel en octubre y más allá de el, entonces. Saludos.

shanti dijo...

Cristina..agente inspirador de una democracia con sabor a pueblo..Gracias Cristina por su entrega..Gracias por los comentarios aquí leídos por claridad y convicción!

Marcelo J. Tull dijo...

Fue simpática (y desagradable al mismo tiempo) el descubrir la posición de parcialidad del entrevistador, del cual ya se sabía a quién responde, cuando CFK dijo que, si en 2019 era un obstáculo para ganar, se autoexcluía y el tipo se levantó casi como con un resorte en el recto y dijo: "¿quiere decir que se va a autoexcluir para 2019?".- Preparado para dar una primicia que significara una enorme noticia para sus patrones, su oido y su cerebro le jugaron una mala pasada.- Es más, Cristina lo corrigió como si se tratara de un sordo y el tipo insistía.
¡Cómo se nota que no hay ninguno de estos crápulas que le llegue a la suela del zapato!

Claudia dijo...

Si, y más triste fue la operación para sonsacarle a Cristina una definición contraria a Venezuela; por más que ella incluyera su respuesta en un marco más general que orienta el sentido hacia otro sitio bien distinto, la operacion diplomatica partio rauda y con una velocidad que denota que esos titulares estaban preestablecidos esperando conveniente y confusa luz verde para circular. Son gajes del oficio cuando se concurre a territorio comanche.
La opereta con el móvilero de TN tambien recuerda a los peores sketchs de rigor. Paciencia.
En lo personal no le prodigo a Novaresio las mieles que otros obligados a corrección le prodigan. No fue respetuoso en lo más minimo. La violencia del interrogatorio fue evidente. Un periodista que responde a una objeción de su entrevistada, musitando entre dientes, es ejemplo no sólo de limitación intelectual (no podes decir en voz alta tu triste contraargumentacion porque es insostenible ) sino de lamentable cobardía. Parecía un párvulo con la hojita del machete escolar convenientemente redactado por sus jefes. Pero Cristina lo ubicó no una sino varias veces y le recordó lo que Asis dijo varias veces: un periodista no debe tener por objetivo obtener la razón sino aproximar a su auditorio el pensamiento del entrevistado.

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Marcelo J. Tull dijo...

Si, ano.- Cerrá el traste.-

ram dijo...

Con las salvedades del caso, el entrevistador terminó siendo accesorio, ya que no hizo gala de laas "virtudes" de sus colegas, más cotizadamente amarillos y laa charla podría llamarse "amable y educada" y habrá sido una sorpresa para más de uno de ese público que doña demonio, no era demonio y sabía hablar, marcando furioso contraste con el elenco, la manada de burros, macristas. No fue lo mejor pero está lejos de ser poco.