miércoles, 2 de septiembre de 2015

hay que prohibir al peronismo

Hoy que se siente en el aire el retorno del antiperonismo. Recordemos uno de los capítulos mas llamativo del intento de desperonizar a los argentinos. 
Previamente no les alcanzó con el bombadeo a Plaza de Mayo que causó la muerte de más de 300 personas desarmadas y 800 mutilados. No les alcanzó con dar el golpe de Estado el 16 de septiembre del 55.
Tenían que ir por más. Los ilusos creyeron que con el Decreto Ley 4161 sancionado por la dictadura militar que gobernaba de facto, establecerían el fin del movimiento encarnado en el corazón del pueblo.
El 5 de marzo de 1956, mediante ese decreto se prohibía cualquier tipo de elementos de afirmación ideológica, militancia o propaganda peronista.
Veamos qué lindo, republicano e inteligente qué era:

Visto el decreto 3855/55 (6) por el cual se disuelve el Partido Peronista en sus dos ramas en virtud de su desempeño y su vocación liberticida, y
Considerando: Que en su existencia política el Partido Peronista, actuando como instrumento del régimen depuesto, se valió de una intensa propaganda destinada a engañar la conciencia ciudadana para lo cual creo imágenes, símbolos, signos y expresiones significativas, doctrinas, artículos y obras artísticas:
Que dichos objetos, que tuvieron por fin la difusión de una doctrina y una posición política que ofende el sentimiento democrático del pueblo Argentino, constituyen para éste una afrenta que es imprescindible borrar, porque recuerdan una época de escarnio y de dolor para la población del país y su utilización es motivo de perturbación de la paz interna de la Nación y una rémora para al consolidación de la armonía entre los Argentinos.
Que en le campo internacional, también afecta el prestigio de nuestro país porque esas doctrinas y denominaciones simbólicas, adoptadas por el régimen depuesto tuvieron el triste mérito de convertirse en sinónimo de las doctrinas y denominaciones similares utilizadas por grandes dictaduras de este siglo que el régimen depuesto consiguió parangonar.
Que tales fundamentos hacen indispensable la radical supresión de esos instrumentos o de otros análogos, y esas mismas razones imponen también la prohibición de su uso al ámbito de las marcas y denominaciones comerciales, donde también fueron registradas con fines publicitarios y donde su conservación no se justifica, atento al amplio campo que la fantasía brinda para la elección de insignias mercantiles.
Por ello, el presidente provisional de la Nación Argentina, en ejercicio del Poder Legislativo, decreta con fuerza de ley
Art. 1º
Queda prohibida en todo el territorio de la Nación:
a) La utilización, con fines de afirmación ideológica peronista, efectuada públicamente, o propaganda peronista, por cualquier persona, ya se trate de individuos aislados o grupos de individuos, asociaciones, sindicatos, partidos políticos, sociedades, personas jurídicas públicas o privadas de las imágenes, símbolos, signos, expresiones significativas, doctrinas artículos y obras artísticas, que pretendan tal carácter o pudieran ser tenidas por alguien como tales pertenecientes o empleados por los individuos representativos u organismos del peronismo.
Se considerará especialmente violatoria de esta disposición la utilización de la fotografía retrato o escultura de los funcionarios peronistas o sus parientes, el escudo y la bandera peronista, el nombre propio del presidente depuesto el de sus parientes, las expresiones "peronismo", "peronista", " justicialismo", "justicialista", "tercera posición", la abreviatura PP, las fechas exaltadas por el régimen depuesto, las composiciones musicales "Marcha de los Muchachos Peronista" y "Evita Capitana" o fragmentos de las mismas, y los discursos del presidente depuesto o su esposa o fragmentos de los mismos.
b) La utilización, por las personas y con los fines establecidos en el inciso anterior, de las imágenes, símbolos, signos, expresiones significativas, doctrina artículos y obras artísticas que pretendan tal carácter o pudieran ser tenidas por alguien como tales creados o por crearse, que de alguna manera cupieran ser referidos a los individuos representativos, organismos o ideología del peronismo.
c) La reproducción por las personas y con los fines establecidos en el inciso a), mediante cualquier procedimiento, de las imágenes símbolos y demás, objetos señalados en los dos incisos anteriores.
Art. 2 º
Las disposiciones del presente decreto-ley se declaran de orden público y en consecuencia no podrá alegrarse contra ellas la existencia de derechos adquiridos. Caducan las marcas de industria, comercio y agricultura y las denominaciones comerciales o anexas, que consistan en las imágenes, símbolos y demás objetos señalados en los incisos a) y b) del art. 1º.
Los ministerios respectivos dispondrán las medidas conducentes a la cancelación de tales registros.
Art. 3 º
El que infrinja el presente decreto-ley será penado:
a) Con prisión de treinta días a seis años y multa de m$n: 500 a m$n. 1.000.000;
b) Además, con inhabilitación absoluta por doble tiempo del de la condena para desempeñarse como funcionario público o dirigente político o gremial;
c) Además, con clausura por quince días, y en caso de reincidencia, clausura definitiva cuando se trate de empresas comerciales.
Cuando la infracción sea imputable a una persona colectiva, la condena podrá llevar como pena accesoria la disolución.
Art. 4º
Las sanciones del presente decreto-ley será refrendado por el Excmo. Señor vicepresidente provisional de la Nación y por todos los señores ministros secretarios de Estado en acuerdo general.
Art. 5º
Comuníquese, dése a la Dirección General del Registro Nacional y archívese
Aramburu - Rojas - Busso - Podestá Costa - Landaburu - Migone. - Dell´Oro Maini - Martínez - Ygartúa - Mendiondo - Bonnet - Blanco - Mercier - Alsogaray - Llamazares - Alizón García - Ossorio Arana - Hartung - Krause.

Luego el peronismo demostró en los hechos que su adhesión no era por el "enorme aparato publicitario del estado": fue proscripto durante 18 años y cada vez reapareció con más fuerza.

14 comentarios:

uno dijo...

¡¡¡NO NOS HAN VENCIDO!!!

Anónimo dijo...

...La utilización, por las personas y con los fines establecidos en el inciso anterior, de las imágenes, símbolos, signos, expresiones significativas, doctrina artículos y obras artísticas que pretendan tal carácter o pudieran ser tenidas por alguien como tales creados "o por crearse"...
Esto último es surrealista: prohibían lo que todavía no existía, sabiendo quizás en el fondo que se iban a seguir "creando"...

Se refrenan un poco más que antes hoy día, pero siguen siendo la misma bosta de siempre. Esperá nomás que alguien les dé soga desde arriba. Dios no lo permita...

Abrazo peronista,
Tomás

antes MAYUSCULO dijo...

Hoy no se puede hablar de antiperonismo, porque no se sabe bien que es el peronismo.

Obviamente lo que hoy esta en el gobierno esta muy lejos de ser peronismo.
Por dar un ejemplo, durante los gobiernos de Peron se combatia los feudalismos del interior del pais, hoy el kirchnerismo los sostiene y los defiende.

Recuerdo tambien alguna frase muy contundente de Anibal Fernandez contra el peronismo historico.

En definitiva ¿que son los kirchneristas?

Bonazo dijo...

Los dislates y angustias de mayusculo forman parte de la historia antiperonista. Lo mismo decían los creadores del decreto 4171. Viva Perón Carajo.

marcelo ignacio dijo...

La verdad, hay que agradecerles. Lo que hicieron fue histórico: habían ganado, tenían todo a su favor y el peronismo estaba desapareciendo simplemente por ausencia. Pero para Aramburu y Rojas no era suficiente: no querían borrar al peronismo, querían aplastar a los peronistas, volver la historia atrás, volver a humillar a los pobres. Como les dijo un almirante a una delegación de municipales: "sepan que la revolución se hizo para que el hijo del barrendero muera barrendero".

Y nos salvaron. A los peronistas, a los pobres, a la Argentina. No sólo les salió el tiro por la culata, les salió el cargador completo. Salvaron al peronismo de su desaparición. Esos decretos pasaron a la historia, refundaron al peronismo. Y hoy estamos acá; hasta Macri se tiene que disfrazar de nosotros si quiere ganar.
Gracias, Aramburu, gracias Rojas. El peronismo les debe mucho, muchísimo.

marcelo ignacio dijo...

Minúsculo, es mucho más simple que todas tus dudas: el kirchnerismo es la forma del peronismo en el siglo XXI. La única forma real del peronismo, hasta ahora.

¿Y el peronismo? Más fácil aún: los radicales se sienten moralmente superiores, los PRO se sienten con derecho porque tienen plata, los socialistas se sienten moralmente superiores, ustedes creen tener derecho a imponerle una revolución a los que no la quieren. El peronismo es el partido de los que no se creen mejores que los demás. Así de simple.

Dicho con las palabras de uno que le gustaba decir frases históricas, ningún peronista debe sentirse más de lo que es ni menos de lo que debe ser; cuando un peronista comienza a sentirse más de lo que es, empieza a convertirse en oligarca.

Eso te incluye.

Felix Jimenez dijo...

Borges tenía razón. Los peronistas somos incorregibles. Ni todo eso, ni los fusilamientos que siguieron al decreto pudieron corregir esa anomalía llamada peronismo que tiene la contumaz costumbre de constituir gobierno nada menos que a traves de elecciones sin proscripciones.

Anónimo dijo...

Si algo distingue al antiperonismo es su tan monumental como genética imbecilidad, se llame militar, conserva, radical o de "izquierda".... tan enceguecidos por el odio que no han hecho más que propiciar la sobrevivencia del objeto de su odio.
A un pueblo no lo mueve ni la demagocia ni un plan ni un regalito - lo mueve. moviliza y esperanza una perspectiva de vida mejor - y en Argentina eso aconteció en contados momentos, con el Perón original y la Eva, durante un suspiro en los primeros 70 y desde el 2003 y no hay más; no sirviero porque no hay decreto ni prohibición que valga si, invariablemente cada alternativa presentada fue peor, que ese peronismo "ilegal" prendido en la memoria, ni siquiera sirvieron las alternativas con buenas intenciones de Illia o Alfonsín, porque más que los discursos y los buenos deseos importa la voluntad de transformar un país y de pensarlo con la mayor autonomía posible, no hace falta ser peronista para entender que la cosa pasa por ahí, con saber sumar uno más uno, alcanza y sobra. Son 70 años de historia, los suficientes y necesarios para que un proceso político nazca, crezca y se desarrolle y, eventualmente, se muera. Al peronismo no lo dejaron, todo lo contrario, sempre con una porquería nueva (pero siempre la misma con diferentes disfraces) para "curarnos" y el peronismo resucitando, inclusive de la peor porquería, la del turco infame de patillas y versos peronistas pero de ojete neoliberal y corrupto... y qué oportuno que le hagan una estatua para homenajearla, las palomas y gorriones riojanoas necesitaban un cagódromo para satisfacer sus necesidades fisiológicas y el infame va a ser útil, por primera, única y última vez en su vida.
La cosa es simple, perdido por perdido, aunque Perón y los peronistas sean unos hijos de puta, son nuestros y, ya lo dijo Alberdi (no Roosevelt), es mejor un tirano propio que un "libertador" extranjero y éso que hablaba de Rosas, igual un vivionario.

ram

marcelo ignacio dijo...

Lo hubieras dejado a qwert. Cuando le preguntan qué es el peronismo dice "peronismo=populismo". Ahora sí que todos entendimos, ¿no?
Definir al peronismo nos lleva entre diez y diez mil palabras; definir el populismo nunca puede bajar de cien mil.
Pero qwert cree que eso es una respuesta.

antes MAYUSCULO dijo...

En definitiva ¿que son los kirchneristas?

Politico Aficionado dijo...

¿Porqué mejor no nos cuenta qué son los troscos?

La Otra Juana dijo...

Para muchos peronistas, la mayoría, el kirchnerismo es el peronismo de hoy.Las mismas banderas los mismos enemigos.

Anónimo dijo...

Estimada la Otra Juana, en la misma linea: para muchos con tradicion de izquierda, la izquierda hoy es el kirchnerismo. Las mismas banderas y corrigiendo los errores propios del pasado. Todo esta en disputa y lejos de los determinismos historicos y lineales, pero jugando en la misma cancha nacional y popular para consolidar y profundizar.

Fraternalmente
Rojo y Negro

La Otra Juana dijo...

Comparato Rojo y Negro. Saludos.