jueves, 22 de octubre de 2015

clientelismo amarillo

El amigo Abel lo subió a su respetable blog. Su fina y precisa ironia no permite la extensión del texto:
"Es un día ocupado, pero no quise dejar de acercarles esta simpática foto de los bolsones de comida que generosamente el PRO (Cambiemos) está distribuyendo en algunas zonas del Gran Buenos Aires. Podría remitirlos a la sentencia n° 822 (luego revocada por la Corte provincial) de la Sala I de la Cámara en lo Contencioso Administrativo de Tucumán que anuló las elecciones de gobernador. O citar textualmente a los camaristas: «…las prácticas clientelares conspiran precisamente contra la expresión de libre voluntad que constituye un presupuesto indispensable del ejercicio del sufragio…»
También está la opinión de un comentarista habitual del blog, que encuentra que repartir comida es particularmente humillante. No estoy de acuerdo. Como parte de una campaña electoral, prometer eliminar las retenciones, o “anular el cepo cambiario el 1° día de gobierno” (sin aclarar a qué precio tendrían que comprar libremente los dólares), no me parece ontológicamente distinto. Pero es una opinión personal".

Eso, coincido.

9 comentarios:

Antonio (el Mayolero) dijo...

En Mar del Plata tambien tenemos...

jose ruben sentis dijo...

Antonio: eso me dicen también amigos como Rapa, Tortosa y Niella.

jose ruben sentis dijo...

Y me dice la tuitera @mis2cacerolas "El único error que tiene el blog, es que dice Prov. Bs.As y es en Sto. del Estero".

ram dijo...

Acá hay algo que debiera ser indignante, nos llenamos la boca y los comentarios con críticas y descripciones de como el pro es ganéticamente incapaz de hacer algo bueno y justo, justo cuando se disponen a hacerlo - hasta viniendo de ellos, regalar comida es bueno - de nuevo las críticas y descalificaciones.... no puede ser, qué injusticia!.
Además no hay doble standard, una cosa es un morocho tucumano y sus malas intenciones de señor feudal en feudo inviable del Äfrica interior y otra muy distinta en lady blancanieves heidy vidal y su bondad bondadosa de la capital en provincia. Cuestión de nivel y, de paso, anoticiar a esa negrada que, aprovechen ahora que después con broda, niembra y melconián, a morfar al comedor o mangar a la iglesia.

jose ruben sentis dijo...

ja, RAM.

Esther dijo...

Me siento discriminada.

El repartidor de boletas del macrismo me tiró por debajo de la puerta una (1) boleta.
¡Ningún bolsón de comida!
Ni siquiera la tijerita para cortar boleta (¿o esa la reparten otros?).

Los del FPV tampoco me entregaron comida ni tijeritas. Eso sí: tocaron timbre y me dieron, educadamente, los buenos días junto con dos (2) boletas.

Estoy esperando a ver si llegan los de Massa y dejan aunque sea un paquete de arroz.

Abrazos,
Esther

Angel dijo...

A 3 horas de publicada la nota, el miserable no dio muestras de vida.
Una de dos, o tiene franco hoy en el CC o le ordenaron no defender al jefe

Mordisquito dijo...

Uds. no entendieron nada. La estragegia PRO es muy sutil y sofisticada.

Ellos reparten bolsones, después denuncian que hubo hechos de clientelismo y piden la anulación de los comicios...cierra todo!!

Está bien pensado, el único problema es que esa estrategia ya está admitiendo que pierden la elección.



Q dijo...

Por aca lo tenemos a Martiniano Molina de candidato a intendente, asi en lugar de bolsones de comida reclamamos un servicio de catering.
Pensandolo mejor, como este zanguango hace esa porqueria de comida organica y sana, mejor no.