jueves, 24 de marzo de 2016

la confusión y la ignorancia del cocinero

La nueva dirigencia del PRO.
El intendente de QuilmesMartiniano Molina, habló en una entrevista radial en la que fue consultado sobre la posibilidad de que el "Pozo de Quilmes" se convierta en un futuro en un Museo de la Memoria y el funcionario pensó que se trataba de un bache en la vía pública del municipio.
Un periodista le preguntó; "Teniendo en cuenta esto de no olvidar, y el pedido y el reclamo de que el Pozo de Quilmes se convierta en un museo de la memoria, desde el municipio, ¿esto será posible?"
Molina, le preguntó entonces a qué se refería. "Al pozo de Quilmes, la ex brigada", le señaló el periodista.
"La verdad es que nosotros estamos trabajando para solucionar todos los problemas en Quilmes. Nos encontramos con un municipio complejo, donde las personas que estaban preparadas, que eran de carrera, fueron dejadas de lado. La situación es compleja y para resolver los problemas tuvimos que desandar muchísimo", fue la respuesta de Molina y siguió insisitiendo:
"Entonces, cada una de las problemáticas, ya sea las cuestiones que tienen que ver con los servicios, el bacheo, las luminarias, todo lo que tienen que ver con la obra pública, las escuelas, la situación edilicia del municipio es muy compleja. Por eso vamos de a poco, y destinamos recursos de a poco, no queremos hacer cosas alocadas".
"El gobierno nacional y el gobierno provincial nos está acompañando, las obras se van a ver, se está haciendo un trabajo fuerte, no sólo en ese lugar sino también en todo lo que tiene que ver con el desarrollo social, con Maru a la cabeza, y la verdad es que es también compleja la situación. concluyó el funcionario.
(El Pozo de Quilmes, fue un centro clandestino de detención que dependía de la Brigada de Investigaciones de la Policía de la Provincia de Buenos Aires. En ese lugar, secuestraron 251 personas y funcionó entre agosto de 1975 y enero de 1979. En la actualizdad, se ubica la Brigada de Investigaciones XIV de dicho partido).

11 comentarios:

Tilo dijo...

Esta hilacha que asoma del dobladillo suelto del intendente quilmeño no es más que una pequeñísima muestra del absoluto divorcio de los rejuntes PRO con la realidad. Estoy de acuerdo en que cuando el golpe de 1976 irrumpió, él seguramente era un nenito pequeño. Pero hay sucesos, lugares, heridas que sin importar la edad que tengas NO PUEDEN IGNORARSE o CONFUNDIRSE con trivialidades ABL. Y mucho menos cuando estás al frente de un municipio que sin dudas supera el medio millón de habitantes.

Es la política light, como si en lugar de politizarte e instruirte a través de un medio militante, cualquiera fuera tu tendencia, lo hicieras por medio de Utilísima o Canal Gourmet. Si estás todo el día rodeado de ese entorno, sin dudas te encontrás a miles de kilómetros de la realidad.

Y lo más triste es que ni siquiera le interesa, aún fingiendo esa falluta preocupación por la lamparita quemada o la bolsa de basura sin recoger, dos de los gravísimos problemas que según el PRO, marcarían las diferencia entre democracia M y feroz dictadura corrupta K.

Quilmeños amigos, acepten que el chef está donde está PORQUE LO VOTARON.

Y hablando honestamente, vos creés José Ruben que a la mayoría de esos votantes les importa un sorongo el Pozo de Quilmes?

Alciedes Acevedo dijo...

El problema de ustedes es una patología bien conocida: onanismo extremo.

¿Qué les hace pensar que el común de la gente maneja la jerga progre y setentista?

Si me preguntaban a mí qué opinaba del Pozo de Quilmes decía lo mismo que Molina ¿qué hacer con el Pozo de Quilames? ¿taparlo? ¿rellenarlo? las opciones no son muchas... pero no, resulta que para entender la monserga de la zurda hay que hacer una licenciatura, encima se ofenden con gran facilidad. Aflojen muchachos.

Tilo dijo...

Alcides, ahora que le mencionás, tenés razón. Puro onanismo. Y para colmo, extremo. Es el mismo tipo de contumacia que afecta a los judíos que siempre andan jodiendo con esa tontería de la shoa, del holocausto y qué se yo cuánta pavadas más. Si le preguntamos a Darío Lopérfido, seguramente habrán sido mucho menos de los 6 millones que siempre andan repitiendo por allí.

Sería como volver a recordar el bombardeo del 16 de junio de 1955. Un simple y tonto bombardeo, para colmo, hecho por nuestra propia aviación, es decir, vernáculo, patriótico. De vez en cuando aparece algún onanista extremo o viejo pajero que todavía tiene el coraje de acordarse de esa ñoñería. Creo que ni siquiera llegaron a 500 muertos y algunos cientos de heridos y listo. Tanta historia por esa boludez.

Qué le vas a hacer. Ni siquiera son capaces de disfrutar del olor a primer mundo que nos están dejando nuestro presidente de América y su prole. Pero no. Todavía siguen jodiendo con el 40º aniversario de no se qué golpe.

Alcides Acevedo dijo...

Dale Tilo, veo que tenés buena memoria ¿bombardeo de la Plaza de Mayo? ¿te acordás de la Masacre de Ezeiza acaso? ¿te acordás que Perón creó la Triple A después de reunirse con Pinochet en Mayo de 1974?

Dale Tilo, vos podés, ejercé la memoria, no seas caradura.

Vanesa dijo...

Qué papelón que hizo el cocinero. Este es el nivel medio de la dirigencia que hoy gobierna la Argentina. Ignorancia supina.

Neomontonero dijo...

Alcides Acevedo es un Facho. Por eso quiere que la Dictadura sea olvidada.

Alcides Acevedo es un Facho Sin Memoria. Por eso, él y los Macrudos van a PERDER.

Anónimo dijo...

Impresentable por su ignorancia.
Se pusieron a pensar como estara de harta la gente de los k que este tipo le gano a la gente de anibal?

Victor dijo...

No te sirve la ironía anónimo de las 10.27. El intendente anterior no era "gente de Aníbal". El cocinero es una bestia, representante de la ignorancia PRO y vino en la oleada amarilla general. Ese no lo pueden ocultar.

Ricardo G dijo...

Dejenlo hablar a Alcides, no lo interrumpan, que cada cosa que dice son votos que recuperamos

Ricardo G dijo...

Dejenlo hablar a Alcides, no lo interrumpan, que cada cosa que dice son votos que recuperamos

Anónimo dijo...

Tilo, sos un boludo, le contestaste al nazi y te paso por arriba. Existen porque los boludos les contestan, siempre lo mismo.