miércoles, 9 de marzo de 2016

lo mejor de los últimos días, tal vez meses: "es como pedirle a coca-cola que haga pública su fórmula".

Largamente, no tienen competencia estas declaraciones:
Laura Alonso cambió su postura sobre la confidencialidad del contrato firmado entre YPF y Chevron. Ayer, el organismo definió avalar la postura de la petrolera estatal, que pide mantener en reserva determinadas cláusulas del convenio.
Recordemos que cuando era opositora había cuestionado con dureza a la gestión kirchnerista por respaldar la decisión de la compañía de no hacer público parte del contrato. Además, había celebrado el fallo de la Corte Suprema que obligó a YPF a difundir la totalidad del convenio con Chevron, a raíz de una presentación judicial del senador socialista Rubén Giustiniani.
Hoy se justificó sosteniendo que "cambié mi posición porque antes no tenía la suficiente información. Hay excepciones que entran dentro del margen de la legislación. Podría haber sido irresponsable y mantener mi posición. Les pido muchas disculpas a todos públicamente".
Según explicó YPF "está sometida a controles globales muy estrictos, se maneja en un negocio donde las cláusulas confidenciales son esenciales en el negocio". Y añadió: "Es como pedirle a Coca-Cola que haga pública su fórmula".
La culpa es de la herencia recibida, Alonso

8 comentarios:

Norberto dijo...

Y si no tiene información y habla, y encima la premian con algo tan sensible como la OA, por favor necesito decir algo
AUXILIOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Nunca menos y abrazos

Juan Manuel. dijo...

Esa parte de "le pido disculpas a todos", es una cosa leerla (obvio que esto es un blog) y otra escucharla. Ella lo dice porque Nelson Castro le dice "deberia pedirle perdon a los que llamo de corruptos", pero lo dice casi de compromiso.

Juan Guillermo Cocina dijo...

Todos conocen la fórmula de la Coca Cola; pasa que está patentada vistes.

Ni eso.

ram dijo...

Hay que ser más caballeros, la pobre cachavacha alonso, cachivache fulero si los hay, necesita, a falta de trabajo u oficio respetable conocido, hacerse notar a partir de su lengua o teclado desatados, dejémosla cocinarse en su propio juguito...

Anónimo dijo...

Como Israel,su patron, combate a muerte a los gobiernos democraticos de America Latina, ella se ponia loca contra todo lo que el kirchnerismo proponia, le salia espuma por la boca, un espectaculo desagradable en una alimaña incogible.

Como Israel se beneficia del acuerdo Chevron, ahora el Roedor es un tierno peluche que habla suave y agradablemente y hasta pide disculpas, algo impensado en una reventada violenta fascista como ella.

Antonio (el Mayolero) dijo...

No se arregla así de fácil Sra. Sus mentiras y difamaciones tuvieron como tantas otras, influencia sobre muchos ciudadanos mal informados (precisamente por periodistas como Nelson Castro) en el momento de emitir su voto. Sus "muchas disculpas publicamente" ahora no sirven para nada. Una persona que tiene ese proceder no puede integrar ni este ni ningún gobierno. En la "Oficina Anticorrupción" ¿Usted se maneja con ese criterio que pone ahora en evidencia?

jorge oscar garcia dijo...

Y el forro de Giustiniani que dice a todo esto ¿va a insistir ante la corte, o no?

Mordisquito dijo...

En cuantos otros temas opinó sin tener información.

O lo que es peor, con información tergiversada.