jueves, 27 de abril de 2017

afuera del mundo

-Se esperaba una lluvia de inversiones, pero cambió el viento. El presidente Mauricio Macri lo pudo verificar ayer, en persona, cuando visitó la planta que está emplazando Tenaris, marca internacional del grupo Techint, en Bay City, donde producirá tubos sin costura con mano de obra estadounidense y pagando sus impuestos al fisco de esa misma nación. La planta, que será inaugurada en pocos meses más, generará 600 puestos de trabajo en Houston y otros 400 a 500 de modo indirecto, y demandó una inversión de 1800 millones de dólares, según le pudo detallar el titular del holding, Paolo Rocca, cara a cara ayer a Macri
El anuncio no recibió muchas muestras de festejo en la localidad bonaerense de Campana (norte de la provincia de Buenos Aires), donde unos tres mil trabajadores (bajo dependencia directa o a través de contratistas) sufren las consecuencias de suspensiones rotativas y “sólo cobran el 80 por ciento de sus salarios”, según denunció la concejal del FpV de Campana Soledad Calle.
-Las inversiones extranjeras no llegaron. Lo único que llegó con todo es la bicicleta financiera. La inversión productiva, en cambio, fue en sentido contrario.

1 comentario:

RECOMENZAR dijo...

me encantó tu texto