miércoles, 3 de agosto de 2016

uno de ellos la ve fea: en cuatro años van a lograr la inflación del año anterior

-El exsecretario de Finanzas Miguel Kiguel y asesor del PRO habló ante empresarios convocados por el Grupo Brasil, que nuclea a las principales compañías de ese país con presencia en la Argentina:
-“Es imposible que la inflación llegue a un dígito en los próximos cuatro años”, afirmó y sostuvo que “eso requiere de políticas restrictivas que el Gobierno no está dispuesto a seguir”.
-Estimó que “la inflación de junio será alta, del orden del 2,5%”, pronosticó que “este año cerrará en un 42%” y subrayó que para el próximo “no es posible esperar que esté por debajo de 24%”.
-“No es inesperada la recesión aunque sí lo fuerte que es: el segundo trimestre fue muy malo”, “Hubiera esperado una recesión más chica y una reactivación más fuerte”.
-Explicó que “con una devaluación de 60% del tipo de cambio, era muy difícil esperar una inflación por debajo de 45%” y añadió que también “una tasa de interés de 40% era esperable”.
-“En los últimos diez años, el promedio mensual de inflación es de 2%. No estamos acostumbrados a vivir con el 6% de abril o con el promedio de 4% que hay desde fines del año pasado”, advirtió y concluyó que “la inflación está desbocada”.
-Genios.

2 comentarios:

ram dijo...

¿A qué llamará "políticas restrictivas necesarias"?, digo yo, de mal pensado que soy nomás, ¿querrá un Auschwitz 2.0 y solucionar de una vez el problema de los jubilados excedentes? - Aunque tal vez Auschwitx sea un ejemplo complicado de marketinear, por ái prueban con Dachau, Maidanek, Treblinka....

Marcelo I dijo...

Kiguel miente.

Estos tipos no querían causar inflación. Tarifazo, transferencia a sectores concentrados, eso claro que sí. Pero la inflación no es un fin: es un medio. La generaron para que la gente se desespere y pida que hagan cualquier cosa para pararla. Y entonces sí, aplicar esas políticas restrictivas. Y a través de esas restricciones, transferir más guita a los sectores concentrados, vía menor inversión, despidos y sueldos reales en baja.

Ese es justamente el plan: inflación que permita aplicar políticas restrictivas.

La marioneta Macri no lo sabe, por supuesto. Pero Kiguel sí lo sabe; está mintiendo.