lunes, 11 de junio de 2018

dujovne, el ministro evasor

Uno de los ministros con más fortuna en el gabinete de Mauticio Macri. Que tiene la mayoría de sus ahorros, una fortuna de 96,9 millones de peso, afuera del país mientras gestiona el mayor endeudamiento de la Argentina. El mismo Nicolás Dujovne que tenía hasta hace poco un contrato de asesor en el bloque de senadores de la UCR, muy miserable el hombre.
El mismo personaje que este fin de semana en un trabajo de investigación de Tiempo, le detectaron sin declarar una casa fantasma que tiene unos 280 m2 elevados en madera y hormigón. La construcción ocupa los 8,76 metros de frente del terreno, y se extiende hasta promediar los 38 metros que posee de fondo. El resto es un parque de gramilla verde que culmina en una piscina rectangular.
La ausencia de esa obra en los registros impacta sobre la valuación fiscal, que apenas alcanza los $ 589.947,40. A la cotización del viernes, unos 22 mil dólares. Menos de lo que cuesta un monoambiente en una zona desfavorable de la Ciudad.
Este evasor es el nexo del gobierno nacional con el FMI, que no lleva a una dependencia con graves consecuencias para nuestra vida diaria. La nuestra y la de nuestros hijos y nietos...

2 comentarios:

Ernesto dijo...

Por suerte nos gobiernan los ricos, José. No tienen necesidad de robar en el estado...

Anónimo dijo...

Que alguien explique como es que no se le puede hacer juicio político y destitución a NINGUNO de estos delincuentes, ya con el país al borde del default que ellos mismos provocaron. Triaca, Bullrich, Dietrich, Dujovne, Sturzenegger, Aranguren, los Caputo, Alonso, Arribas, nunca visto en el mundo lo que está pasando en Argentina.
El Macrismo puede violar pibes en el sillón de Susana a las 9 en horario central y nadie va a hacer nada ¿Qué es esto? ¿Y Cristina? Es senadora, que explique algo, alguien. Tenemos fuerzas extranjeras entrando y saliendo de Casa de gobierno parados frente a las rejas de plaza de mayo, y la ministra de seguridad responde con burlas haciendose la boluda ¿NADIE PIENSA DECIR NADA?