domingo, 8 de mayo de 2022

Un supremo en el horno

                   
María Guadalupe Burgos admitió en la causa que investiga las irregularidades en la Obra Social del Poder Judicial que a lo largo de 17 años firmó cheques por los pagos de la obra social, que son alrededor de mil millones de pesos mensuales, sin tener ninguna designación, sin ser contadora ni tener ninguna otra profesión y con escaso o ningún control. 
cambio, cobró un sueldo mensual de 400.000 pesos. Para completar el escándalo hace falta conocer otro dato. Burgos es sobrina de la esposa del ministro de la Corte Suprema, el cordobés Juan Carlos Maqueda, y llegó a su puesto exactamente al mismo tiempo que asumía Maqueda en el máximo tribunal. Ahora el juez Lijo no sólo investiga el funcionamiento interno de la obra social sino las contrataciones, en especial de empresas cordobesas, también con ligazones a Maqueda.




1 comentario:

Cíborg K dijo...

Que se vayan todos

CK